Fuente imagen: bucket.glanacion.com

Si España facilita armamentos a Arabia Saudita, ¿se convertiría en encubridores de crímenes en contra de la humanidad, y sería solamente una complicidad moral o causaría consecuencias legales? La Visita de Felipe VI a Arabia Saudita está causando polémica. Muchos sectores han entendido que la visita no obedece a un cordial y sencillo movimiento diplomático, sino a un viaje turbio de negocios.

Arabia Saudita es un cliente y socio comercial de la industria armamentística de España. La visita del rey, se produjo en un tiempo clave de las negociaciones entre los dos países, para la firma de convenios millonarios, uno de eso es la venta y fabricación de cinco barcos de guerra por parte de Navantia.

¿Qué papel ocupa España?

Esta operación se suma a la trayectoria de España como distribuidor de armas de Arabia Saudita. Desde el año 2006 hasta el 2015, exporto al país armamentos de 1.300 millones de euros, hay que recordar que el comprador en estos momentos tiene un conflicto con Yemen. El comportamiento de Arabia Saudita en esta guerra ha sido criticado en gran manera por las organizaciones humanitarias, quienes consideran que están sucediendo crímenes en contra de la humanidad.

¿Qué papel ocupa España? Para obtener la respuesta, se entrevistó a algunas personas con una visión que arroja luz sobre el asunto. Uno es un miembro del Centre Delàs de Estudios para la Paz y profesor de Derecho Administrativo, Eduardo Melero Alonso, él opina ” la visita del monarca a Arabia Saudita es una pieza dentro de la exportación armamentística de España”

“El TCA prohíbe exportar armas que puedan ser usadas para crímenes de guerra, y las normas de la Unión Europea tienen prohibido hacer exportaciones que puedan usarse para violar los Derechos humanos.  Es evidente que Arabia Saudita está interviniendo en la Guerra Civil, y nos gustaría saber porque el gobierno español no ve problema con exportar cinco corbetas” mencionó Alonso.

Dejar respuesta