¿Sabes que la gente decide quitar antes un toldo de un balcón que deshacerse de las cortinas en la vivienda? Igual te estás preguntando a que se debe esta decisión, pero es algo muy sencillo: la iluminación y la protección.

¿Tan importantes son?

Es cierto que los toldos están fabricados con un material que resulta ideal durante los meses de verano, ya que impide que los rayos del sol penetren directamente en tu salón. Sin embargo, ¿qué pasa con el resto de las estancias? En la actualidad algunos propietarios han optado por instalar toldos en todas las ventanas, pero tiene un gran problema y es que se precisa del permiso de la comunidad al modificar la estética de la fachada.

Así pues, si uno quiere evitar que la luz mañanera penetre directamente en la habitación, pero sin perder la luminosidad que le ofrece su vivienda, ¿qué puede hacer? En efecto, colocar cortinas en todas las habitaciones.

Por norma general en los salones se optan por cortinas de un material más grueso, para evitar que los rayos del sol resulten molestos a la hora de ver la televisión o dormir la siesta. Sin embargo, cuando la casa es más oscura, el material de las cortinas es un poco más “fino”, para que entre toda la luz posible.

Es la misma regla que se sigue para el resto de las habitaciones, salvo que en estas se busca que tengan un toque diferente al del salón, especialmente si en la estancia se hace poca vida diaria. Lo que se está poniendo muy moda en la actualidad es instalar barras de cortinas originales, porque dan un toque de glamour a la decoración de la casa. Lo clásico está bien, pero, ¿por qué no modernizar un poco la decoración de la casa para que tenga un toque más moderno?

Dejar respuesta